“Cuando la Navidad grita Bingo” por Donibane

bingo
Pinche para ver grande

El Bingo es seguramente uno de los deportes nacionales preferidos de la gente, junto con la primitiva, la quiniela y seguramente comprar lotería en general.

Y en mi casa decir Bingo es decir tiempo de Navidad.

Es en esta época del año cuando se vuelve a sacar de su caja el brillante bombo color oro imitación y cuando los cartones empiezan a ser ofrecidos a todos los comensales sin casi esperar a acabar el postre.

El ritual siempre tiene que ser realizado con mucho mimo y cuidado:

· Primero comprobar que están todas las bolitas. Cada año falta una o dos por lo que los cartones con esos número suelen ser eliminados.

· Luego toca repasar los cartones y ver su estado.

· Acto seguido hay que decidir que utilizar para cubrir los números que vayan saliendo. Últimamente y por lo de la crisis (un lujo utilizar alubias o garbanzos) pues hacemos con papeles pequeños los oportunos “tapa números”.

· El niño elegido, para con voz altanera cantar los números, es normalmente al que más cuesta entender, pero es un trabajo muy mal remunerado por lo que todos asumimos y pasamos por alto este pequeño problema técnico.

· Luego toca el turno de decidir cuanto costará cada cartón. Aquellos que peor llevan el momento crisis serán los que digan que hay que poner más dinero ya que de tocar una vez podrían tapar algún pequeño agujero. Finalmente y tras unas breves pero intensas discusiones el valor del cartón se establece en base a criterios ciertamente extraños pero por no alargar el asunto se da por bueno el precio de un euro.

Y entonces empieza el espectáculo.

El 45, el 12, el 4, el 33… la bolita se cae de la mesa y media hora buscándola, álguien que grita “Liiiiiiiiiiiiiinnnnnoooooooooo” (en vez de línea) para asustar a los demás.

Y claro, todos nerviosos esperando que los otros no canten línea (ni nada parecido).

La fortaleza del corazón de todos los componentes de la familia se pone a trabajar. No importa que seas la abuela, el nieto, el novio de la sobrina, lo importante es ganar y sobre todo llevarte el gran bingo (que suele ser el último).

Cada año ganan los mismos (al menos en mi familia) lo cual nos lleva a sospechar de ellos sobre todo al ser el niño cantor de los números parte de esa rama de la familia, pero por la paz un ave María.

Por cierto, en mi familia política he descubierto una gran novedad, el Bingo con DVD incorporado el cual te ahorra tiempo y sobre todo “sospechas”.

Quizás sea el momento de invertir en un sistema más moderno,  justo y organizado donde además de sacar las bolitas el mismo DVD te canta los números. Y lo mejor, no se van a perder más bolitas  🙂

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: