"To be or not to be" by Donibane

Compartir

Corriendo a la Torre
Corriendo a la Torre
Durante muchos años la fotografía ha sido para mi una herramienta más dentro de mi actividad artística. No me considero fotógrafo, lo mismo que no me considero pintor, ni ilustrador, ni dibujante, ni profesor, ya que en realidad me considero “artista”. También me gusta escribir y además de múltiples relatos cortos (algunos publicados en este blog) y de escribir al menos tres libros (aún sin publicar) pues tampoco me considero escritor. Ser artista es seguramente la mejor forma de sacar lo que llevo dentro. Una forma de expresión. Y el “como hacerlo” (dibujo, fotografía, pintura, escultura, etc.) es  una “herramienta”. Muchas veces no se lo que voy a hacer al empezar una obra. Y cuando digo que “no se” me refiero a que no parto de ninguna idea preconcebida, tan solo fluyo.  Eso me hace conocerme mejor. Me hace dejar a mi subconscinte hablar sin yo ponerle barreras. Ganar ahora, con 43 años,  un concurso de fotografía como el de Torre Iberdrola ha sido algo muy bueno y bonito para mi. Ha sido una forma de decirme que después de 28 años (cuando empecé con 15 años a pintar cuadros) he logrado cierto dominio de lo que hago. Que lo que expreso lo hago bien, con coherencia, equilibrio y desde luego no lo hago mejor ni peor que nadie, solo con un estilo propio. Los concursos son siempre un gran motivo de discusión y enfado (gana solo 1 y en este caso no lo hacen 4.750). La mayor parte de las veces, cuando no ganamos, pensamos que el jurado no ha sido justo. Que las bases no estaban claras. Que el ganador no merece ganar. Que la fotografía ganadora es muy mala, etc, etc, etc. Lo se por que yo también he pensado lo mismo en infinidad de ocasiones. Sin ir más lejos hace unos días en el concurso de fotografías del Puente Colgante. Ha ganado una fotografía “clavada” a la que yo envíe solo que ha puesto unos rayos. Después del cabreo inicial (me suele durar segundos) he analizado y creo que he llegado a entender que ha buscado el jurado. Y tomo nota para la próxima 😉 Y solo hago una cosa, que es felicitar al ganador y decirle que tiene mucho mérito (aunque solo sea por presentarse), que espero que disfrute su premio y que aunque para los demás su foto no era la mejor (evidentemente lo era la nuestra) pues que MUCHAS FELICIDADES. Creo que se puede criticar al jurado, se puede discernir de las reglas y su cumplimiento (la interpretación de las mismas siempre es complicado), pero desde luego es poco elegante dirigirse al ganador para criticar su obra.  Creo que entonces lo que hacemos es ponernos a la altura de lo que ellos critican. ¿Son entonces ellos  mejores que el jurado? ¿Más imparciales? ¿Se puede ser parte (los que critican han enviado fotografías al concurso) y ser juez? Creo que se debe reflexionar sobre ello. Si el problema son las bases del concurso entiendo que se critiquen y se hagan llegar a la organización su malestar pero “jamás” al artista, que es uno más de ellos, solo que interpreto las reglas de otra forma. También podía haberse equivocado y le podían haber eliminado por no cumplirlas, pero el jurado estaba convencido que no lo había hecho. Yo ahora soy “jurado” de un concurso de fotografía. Es del grupo Erhardt en el cual trabajo. Cuando me lo propusieron (ser uno de los tres jueces) no dudé ni un segundo en aceptar y sabía que al hacerlo iba a dejar de participar y poder ganar uno de los tres premios (bastante generosos por cierto) ya que sabía que a veces también debemos darnos a los demás. Y elegir una foto entre las más de 100 enviadas en realmente dificil. Las hay muy buenas, menos buenas y regulares. Yo siempre digo a mis alumnos/as que no hay fotografía mala. Bueno, en realidad si la hay, “la que no se saca”. Tengo ya una que me ha gustado mucho y por mi parte la voy a puntuar con la máxima puntuación. Es una fotografía que me ha dicho muchas cosas, que a veces las fiestas de navidad pueden ser diferentes (el concurso va sobre la navidad). No os puedo hablar mucho de ella ya que el concurso acaba esta semana y debo ser imparcial y no dar muchos datos (cuando esté dado el premio os la enseñaré). También puede ocurrir que a los otros dos jueces no les guste mi fotografía elegida y se decanten por otras. Pero yo al menos se que habré obrado con dignidad, no por contactos o amiguismos. Y eso espero que siempre se haga en los concursos que yo participo. En fin, que aquellos que no están contentos con que mi fotografía sea la ganadora  les invito a quedar un día conmigo, yo les escucharé y ellos/as que escuchen como he realizado más de 37 fotografías para el concurso (esas son solo las que he enviado, que tengo otras 500 guardadas ya que no pasaron mi “control de calidad”), que sepan que yo también les felicito a ellos por presentarse y les animo a seguir haciéndolo. Si yo hubiera dejando de enviar mis trabajos a los concursos (y por ser sincero, algo que he pensado muchas veces cuando no he sido el ganador) no habría ganado este. Espero que el día que quedemos traigan sus fotografías (las presentadas al concurso) y las comentamos. Y aprendemos unos de otros. Y hablamos de porque pensamos que ha podido ganar una (no tiene importancia que sea la mia) y que habrá visto el jurado en ella (que es algo que yo me pregunto todavía). Y feliz año 2012, que venga lleno de grandes obras que nos ayuden a sacar lo mejor de nosotros/as mismos/as 😉
Ir arriba