Como ganar un gran premio de fotografía, por Donibane Creative Studio

Es muy habitual presentarnos con mucha ilusión a los concursos de fotografía. También y para que engañarnos, es muy habitual no ganar nada, por lo que en este post y a través de diez puntos vamos a hablar de las claves para poder llegar a conseguirlo sin morir en el intento.

Aunque he ganado varios concursos, el del premio Iberdrola en el año 2012, fue seguramente el que más ilusión me hizo. Descolgar el móvil y que alguien te diga “has ganado el primer premio y te vas a Nueva York con otra persona” es un subidón muy grande y muy recomendable de experimentar.

Pero también ha habido otros concursos “menores” que me han hecho mucha ilusión incluso cuando ha sido un Accésit. Muy agradecido por todos ellos 😉

Y para que negarlo, otros muchos concursos en los que no he logrado nada pero como bien sabemos lo importante es participar. Hay mucha gente muy buena y pocos premios a repartir.

Obviamente, y según mi punto de vista, lo fundamental para poder ganar un concurso es la técnica, imaginación, visión, experiencia y disponer de un buen equipo, pero también existen otros detalles que debemos tener muy en cuenta y os resumo a continuación:

1.- El estiloMujer mirando la toscana por Donibane

Cada fotógrafo, al menos los que ya llevamos un tiempo, tenemos una impronta, un estilo, una forma de ver y de transmitir lo que vemos. Nunca hay dos fotografías iguales, lo mismo que no hay dos novelas, ni dos músicas iguales.  A veces la diferencia se basa en detalles que a mucha gente se les pasa por alto. Hablaremos de ellas a continuación.

A mis estudiantes siempre les digo que para ser un buen fotógrafo deben aprender a mirar. La belleza está en los ojos con los que miramos, de esto que no os quepa ninguna duda. Es por eso que es importante salir a la calle, o ir al monte, o a la playa, etc. siempre con esos ojos, los de buscar y encontrar la belleza.

La siguiente cuestión sería definir que es la belleza, en que radica. Y la belleza, como todos sabemos, es más bien subjetiva, y se puede definir como “la propiedad de las percepciones, argumentos y lenguaje basados en el punto de vista del sujeto, y por tanto influidos por los intereses y deseos particulares del mismo, sin dejar de pensar que las cosas se pueden apreciar desde diferentes tipos de vista”, en resumen,  lo que para ti es algo bello para otra persona puede no serlo. Y más si hablamos de personas de diferentes culturas.

Procura ser fiel a tu estilo y si no lo tienes aún o piensas que no lo tienes, date primero una vuelta por tus fotos y verás como hay una constante, un patrón en todas ellas. En mi caso hace tiempo descubrí que me gustaba sacar siempre personas en las fotografías de paisajes. Es parte de la historia y de lo que quiero contar, quizás no en primera persona. Es como aquel que escribe en tercera persona y cuenta la historia de otras personas.

Normalmente a los concursos enviamos varios fotografías y lo más normal es que te dejen enviar al menos tres. El jurado suele fijarse en el conjunto de fotografías enviadas cuando tienen duda sobre a quién dar el premio (que suele ser casi siempre). Verán el conjunto de tu trabajo y valorarán el que exista cierta continuidad en ellas. Sobre todo si es un jurado profesional y algo quisquilloso 😉

Importante destacar que los concursos muchas veces son de temática abierta, por lo que si disponemos de un gran banco de imágenes con los que poder participar mucho mejor. Las fotografías que se sacan a última hora no suelen ser las mejores por lo que mejor estar preparados desde antes y aprovechar cada salida para dar el máximo.

2.- La cámara

Tengo, junto con la mayoría de mis colegas fotógrafos, la misma fijación y no es otra que LLEVAR LA CÁMARA A TODOS LOS LADOS. Lo se, es un incordio y pesa mucho, pero es clave disponer de ella cuando se te presente el escenario perfecto, la visión y encuadre  perfecto, la luz increíble del atardecer y encima hay una chica con una pamela mirando la Toscana (como la fotografía que muestro arriba).

Los que son fotógrafos a tiempo parcial siempre manejan la excusa de que la cámara pesa mucho o que no la han cargado de la batería suficiente, pero la pregunta es ¿queremos o no ganar un concurso de fotografía?

Aunque lo volveré a decir más tarde, los concursos no se ganan con smartphones, a no ser que el concurso vaya de eso, de sacar fotos con el móvil. Se ganan con cámaras réflex o en todo caso semi-reflex. Para aclararnos, estás últimas son cámaras que tienen el cuerpo un poco mas grande que el de una cámara digital normal y su objetivo es un poco mas grande. Y las cámaras reflex son aquellas cuyos objetivos se puede cambiar uno por otro y se puede mover.

3.- El momento

Hay que buscar el momento, a veces es cuestión de un instante y otras veces de esperar un rato largo. Buscar primero el encuadre perfecto, con la mejor luz y buen enfoque. Y esperar que pasen cosas. Y pasan una veces y otras no, pero cuando lo hacen ocurre lo llamada CAUSALIDAD… y esas son las fotografías que puede llegar a ganar concursos.

Por ejemplo en mi último viaje a Italia pude disfrutar de una buena pesca. Barrio de Trastevere, el lugar más genuino de Roma. La hora de la comida y una esquina con unas texturas maravillosas y una luz perfecta. Y yo con la cámara preparada. Agazapado, esperando. Yo sabía que algo iba a ocurrir, lo presentía y esa espera era emocionante también. Os dejo el desenlace de esta historia pinchando aquí.

Pues lo mismo os recomiendo, sacar fotografías desde el corazón y seguro que el jurado lo valora y mucho.

4.- El formato

Si tenéis en mente participar en concursos haceros un gran favor, sacar fotografías en RAW que es un formato sin compresión y os dará mucho más juego más tarde a la hora de ajustar los valores. Y si eso os crea algún problema ya que os gusta tenerlo en jpg pues hacerlo en la modalidad doble de RAW+JPG que muchas cámaras contemplan en sus configuraciones.

Es cierto que el 99% de los concursos finalmente os va a solicitar presentéis los trabajos en JPG, pero hablamos del proceso de ajustes (el normalmente permitido en los concursos).

Recordad además que en muchas ocasiones, en el momento de ganar puede que se nos pida la fotografía original en formato RAW para comprobar los ajustes que se han realizado en ella y que no aparezcan o desaparezcan elementos de la fotografía original.

5.- Consejo más importante, leer bien las bases

“Leer muy bien las bases del concurso” y después de leerlas por favor vuelve a leerlas, ya que en ellas se nos explica con sumo detalle que es lo que se nos solicita.

La temática, el formato, la resolución, el peso de la fotografía, etc. son factores que debemos acatar al máximo. No debemos salirnos de ellos ya que nos pueden rechazar los trabajos.

Otro punto importante es fijarnos en el perfil del jurado. No es lo mismo un “equipo de profesionales” que un jurado compuesto por “amateurs”.

La fotografía en si es un lenguaje de comunicación, lo mismo que lo es el diseño o el vídeo. Y debemos entender a quien nos dirigimos (tener la empatía de ponernos en su lugar), y pensar en quien es ese jurado que va a valorar un porrón de fotos y se va a fijar más bien poco en una primera ronda, realizando muchos descartes.

Otro dato importantísimo es saber que permiten y que no permiten en las fotografías. No es lo mismo poder hacer cambios en las fotografías, las conocidas como alteraciones digitales de ajustar la Luz, la saturación, etc. que el realizar retoques, que conllevan quitar o poner elementos en la foto original. Muchas personas confunden este punto y eso les hace perder concursos o incluso luego criticar ellos a los que ganan al haber entendido mal lo que se decía en las bases.

6.- Concursos con un jurado profesional

Aquí es cuando debemos aplicar la fórmula del lenguaje más complejo que conocemos, que no es otro que el de la técnica depurada y el mensaje. Se van a fijar en todo, pero especialmente en la técnica, el ruido, la incidencia de la luz. Es lógico, un jurado profesional es solicitado cuando se trata de un gran concurso y deben fijarse en todo.

Y nada de enviar fotografías hechas con un smartphone, esas caerán las primeras.

7.- El jurado amateur

Buscan emocionarse con la fotografía ya que al no entender de temas técnicos prefieren no entrar en esas valoraciones. Fotografías con mensajes sencillos, encuadres correctos y sobre todo que transmitan alegría (siempre que el motivo del concurso lo permita claro). No hace falta enviar fotografías de diez, más bien las que más nos muevan y nos resulten más impactantes.

8.- Concursos donde la gente vota para designar al ganador

Yo directamente no participo en estos ya que lo que te están diciendo es que va a ganar el que más familiares y amigos consiga involucrar y eso es una labor que yo no pienso realizar, más que nada para no molestar a la gente que quiero.

Pero en caso de que tu si que estés interesado te recomiendo una imagen muy sencilla y lo que es más importante, ya que muchas veces no ponen vuestro nombre en ellas, el  que mostréis algo que la gente (familia y amigos) pueda reconocer rápidamente si les dais el recado de “vota por mi fotografía” “es la del unicornio” 😉

9.- Concursos nacionales o internacionales, en cuales participar

Si estás empezando mejor hacerlo por los nacionales. Las bases están en castellano y es una forma de introducirte y entender la dinámica de los mismos.

Debemos entender que cuando se organiza un concurso se está buscando algo a cambio. Generalmente es una acción de Marketing y/o Comunicación de la empresa. O bien que des tus datos (e-mail, teléfono, etc) que les viene genial para luego hacer a-mail marketing o que a través de las acciones publicitarias asocien su marca con el marketing social, que hoy en día mueve millones de euros.

Si estás ya curtido es el momento de ir a por los internacionales. Conozco a varios fotógrafos locales que han participado y han ganado algunos de los grandes. Se trata de fotógrafos profesionales, con una larga trayectoria y un gran equipamiento, pero tienen gran mérito ya que se enfrentaba a otros en sus mismas condiciones. ¿Esto quiere decir que una persona sin experiencia no puede ganarlos? Pues debo decir que si, que aunque habrá habido algún caso en general los grandes concursos los ganan los más preparados. Hablamos además de muchas veces fotografías de estudio muy cerradas.

10.- La suerte

Esta claro, el factor suerte es determinante, pero como bien sabemos a la suerte debemos ayudarla.

A veces algunos concursos no están muy masificados por motivos muy concretos. Esto desde luego a modo porcentual nos da más posibilidades de ganar. Aquellos concursos que solo permiten participar enviando la fotografía impresa, obviamente no tendrán una gran afluencia de trabajos. Suelen ser concursos de pueblos con temática local y quizás te pueda interesar participar.

Os deseo mucha suerte a todos/as y mucho ánimo.

 

Servicios de Comunicación de Donibane Creative Studio en Bilbao
Servicios de Comunicación de Donibane Creative Studio en Bilbao

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: